Compartir en Facebook
Compartir en Tuenti
15 de Diciembre de 2018, 03:21:37 pm
News: .          .
 .        .
  .      .
Páginas: [1]   Ir Abajo
Imprimir
Autor Tema: La crisis es una oportunidad única para recuperar la población en Montefrío  (Leído 5626 veces)
FORO AGRARIO
Visitante
« : 14 de Octubre de 2012, 09:44:25 pm »

Foro Montefrío, 14 de Octubre de 2012

http://economia.elpais.com/economia/2012/10/12/actualidad/1350061803_350767.html


Los licenciados se van al campo

La crisis económica y el deseo de una vida distinta atraen hacia la agricultura y la ganadería a jóvenes profesionales muy cualificados


La abogada Miren Belate tiene una explotación de 40 hectáreas


La tierra se ha convertido en el sustento de multitud de licenciados españoles. Después de años en los que muchos jóvenes veían la actividad agrícola y ganadera con desinterés, la política de austeridad extrema a la que está sometida España, y sus devastadoras consecuencias, ha propiciado que un número creciente de jóvenes con estudios superiores recurran al campo como salida profesional, en un movimiento que nunca antes se había dado en nuestro país. Ni de esta forma ni, desde luego, con esta intensidad.





Los números que maneja Asaja (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores), y que cita su presidente, Pedro Barato, muestran que en los últimos cinco años 2.500 jóvenes se han incorporado al campo en Castilla y León mientras que en Castilla-La Mancha, entre 2000 y 2010, fueron 8.764. Crecen con fuerza las vocaciones agrarias, en parte debido al desplome del ladrillo, en parte a la necesidad. Pero hay más razones. “La gente quiere trabajar en una actividad basada en la economía real, y además, vivir en el campo es algo más económico que en una ciudad”, reflexiona Pedro Barato. “Aunque lo que de verdad buscan es una vida diferente”. Por eso, este experto cree que “llegan aires nuevos a la agricultura”.





Estos vientos proceden también de la Unión Europea, donde la tasa media de incorporaciones sobre la población agrícola es del 6,4% frente al 4% español. Así que este movimiento de retorno —que también vive Portugal— aún tiene margen para crecer más en España, evidenciando que el sector está inmerso en pleno cambio estructural. Tanto es así que ya van surgiendo algunas evidencias de esta transformación. “La superficie fresera en Huelva ha aumentado esta campaña como consecuencia de los licenciados que han vuelto al campo”, asegura Eduardo López, responsable de relaciones laborales de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).





Y a la vez algunos lugares comunes van cayendo. Si el canon tradicional nos habla de un agricultor español generalmente varón, envejecido (según el INE, hay 167.000 agricultores que tienen más de 49 años) y poco identificado con las tecnologías de la información o con las nuevas técnicas agrícolas, casos como los de Miguel Minguet, Juan Luis González, María del Mar Ferral o Miren Belate avanzan que, poco a poco, otro tipo de agricultores buscan su lugar en nuestros campos.





Incluso ya hay quien le ha puesto nombre a este movimiento: “nuevo campesinado”. Así lo narra Gustavo Duch, coordinador de la revista Soberanía Alimentaria, que además traza el retrato de estos nuevos campesinos, que aplican las nuevas tecnologías a la agricultura y buscan el contacto directo y la distribución por Internet.





Miguel Minguet es un joven (37 años) ingeniero industrial formado en Inglaterra que ha encontrado en el arroz su espacio profesional. Cultiva 16 variedades diferentes en el parque nacional de la Albufera (Valencia), y “en su vida pasada” había sido consultor en tecnología; de hecho, llegó a trabajar para la compañía automovilística Ford. Pero en 2008 tuvo que tomar una decisión. O se reincorporaba a la explotación familiar, en ese privilegiado paisaje de Valencia, o cerraba. Su padre se hacía mayor y había que buscar el recambio. Cuatro años después recoge un millón y medio de kilos de arroz gourmet bajo el paraguas de Sivaris. “Hay mucha gente joven que está volviendo al campo, pero hay otra que, simplemente, no se ha ido”, afirma Minguet.
Reportar al moderador   En línea
FORO AGRARIO
Visitante
« Respuesta #1 : 14 de Octubre de 2012, 09:47:05 pm »



Este sentido de pertenencia o de anclaje a un entorno geográfico, pero también cultural, habita en Miren Belate. Una pamplonesa de 32 años que desde 2009 tiene en Ilarregui (Navarra) una explotación de 40 hectáreas con 75 vacas lecheras. En estos verdes y escarpados predios produce al año 340.000 litros de leche, que vende íntegramente a Danone. Para ella, “el trabajo es vida, y la ganadería es vida feliz”, resume enérgica. Atrás ha dejado cuatro años ejerciendo como Abogada que ahora, con el tiempo, parecen una nube oscura en la memoria. No fue fácil. “Me tocó la fase de ‘esta chica está loca’, pero para mí la ganadería no sólo era una respuesta a la crisis, sino sobre todo vocación”, comenta. “Era una forma de dar salida a las tierras y el trabajo de años en el campo de mi madre”.
Reportar al moderador   En línea
FORO AGRARIO
Visitante
« Respuesta #2 : 14 de Octubre de 2012, 09:48:55 pm »




En el fondo es recobrar una forma de entender la agricultura y recordar, como indica Gertjan van der Geer, gestor del fondo de inversión Pictet Agriculture, “que las buenas prácticas elevan la calidad de las tierras de labranza, disminuyen el uso de bienes de producción agrícola y reducen costes”.

Pero quizá una de las lecciones más interesantes que deja este nuevo enfoque es que no solo responde a condicionantes económicos, sino que “va acompañado de una ideología política y de un pensamiento social que defiende la vida en el campo y los valores que se asocian con él y que, por cierto, tanta falta nos hacen”, puntualiza Gustavo Duch.
Reportar al moderador   En línea
FORO AGRARIO
Visitante
« Respuesta #3 : 14 de Octubre de 2012, 09:53:03 pm »




Un cambio vital, que cada vez anhela más gente. De hecho, María del Mar Ferral pasea estos días entre olivos. Tiene 40 hectáreas de ellos —de la variedad arbequina— que apuran este octubre el intenso sol de Jerez de la Frontera (Cádiz). Es una finca que pertenece a la familia, y pronto empezará a producir, junto con su hermano Luis, aceite bajo su propia marca: Ferral. Diplomada en relaciones laborales, recuerda, a sus 37 años, que hubo un tiempo de mandar currículos y de pensar que quizá habría que irse al extranjero. “Pero decidí retomar la actividad familiar aquí en vez de buscar otras opciones”. Y siente que encaja bien. “En el campo hago todas las funciones, aunque en el tractor no me subo”, sentencia con una sonrisa cómplice.
Reportar al moderador   En línea
FORO AGRARIO
Visitante
« Respuesta #4 : 14 de Octubre de 2012, 09:56:09 pm »




Se entiende entonces que ahora, cuando la crisis es más virulenta, haya quien todavía nos recuerde algo que se escucha estos días de vendimia en Castilla y León: “Si la patria de un hombre es su infancia, la tierra es la memoria”. Hacia ella volvemos.
Reportar al moderador   En línea
Foro Montefrío
*****
Mensajes: 860



« Respuesta #5 : 28 de Octubre de 2012, 10:24:57 pm »

Foro Montefrío, 28 de Octubre de 2012

Estos años vemos con frecuencia que los políticos de zonas rurales usan la crisis como excusa para justificar su mala gestión al frente de los ayuntamientos que dirigen; sin embargo, la realidad es que la crisis económica, lejos de perjudicar a los pueblos, lo cierto es que les está beneficiando, ya que la disminución de oportunidades de empleo en las ciudades aumentan las oportunidades de empleo en el campo, siendo la crisis económica la mejor aliada del campo español, porque provoca que muchas familias abandonen su estilo de vida en la ciudad para volver a las zonas rurales convertidos en emprendedores o trabajadores del campo. Ojalá sepamos todos aprovechar esta oportunidad, pero sobre todo los que están en el ayuntamiento, para en vez de dificultar, facilitar las cosas, no poniendo trabas, no incordiando, no molestando, dejando tranquilos, a los que vienen a Montefrío, para contribuir a fijar población de manera permanente en nuestra Villa y frenar la despoblación que sufrimos, porque quizá no volvamos a tener una oportunidad como ésta en mucho tiempo


http://eldiadigital.es/not/57595/el_medio_rural__ultimo_refugio_para_los__lsquo_exiliados_rsquo__por_la_crisis/

Vuelta a la vida del campo
El medio rural, último refugio para los ‘exiliados’ por la crisis


 Cada día treinta familias se plantean cambiar la ciudad por el campo debido a la crisis económica. Existen proyectos que ofrecen asesoramiento para estos nuevos emprendedores.
Cuando se pierde el empleo, las prestaciones, las ayudas e incluso la casa la gente se ve obligada a adoptar medidas desesperadas, en las que en cualquier otra circunstancia ni siquiera hubiera barajado, y ‘abrazar’ cualquier oportunidad que se ofrece sin importar de donde venga, convirtiéndose en ‘exiliados de la crisis’ obligados a abandonar lo que conocen para recabar en el último refugio que ofrece el medio rural.

    Hace una semanas, desde estas mismas líneas, hablábamos del proyecto de Aquarius que buscaba pueblos dispuestos a adoptar a aquellos que no tenían raíces para que por unos días sintieran  que pertenecían a un lugar que trasciende las dimensiones del terreno donde se ubica. Sin embargo, esta semana toca hablar de aquellos que por el imperativo de la necesidad se ven abocados a establecerse en zonas remotas de manera permanente buscando una relación simbiótica con el entorno ofreciendo, a cambio de una oportunidad para prosperar, su contribución a mantener vivas muchas de las comarcas en peligro de muerte por un mal llamado despoblación.

    Este fenómeno aunque pudiera parecer reciente no lo es tanto ya que en mayor o menor medida siempre ha existido ese flujo migratorio hacia el campo cuando todo lo demás fallaba, sin embargo es en los últimos años cuando la crisis económica está provocando la aceleración de estos movimientos.






Cambio de tendencia
Este cambio de ritmo también ha sido motivado por las mejoras que desde las distintas administraciones, las asociaciones y los grupos de desarrollo local se han realizado gracias al impulso que supone la apuesta por el desarrollo rural. Gracias a él se han mejorado infraestructuras, vías de comunicación y telecomunicaciones que han aportado a estas zonas nuevas oportunidades de negocio impensables hasta hace pocos años.

    Con éstas han surgido emprendedores que han decidido apostar por la tierra donde han crecido en lugar de ‘huir’ a la ciudad al tiempo que de éstas acuden personas buscando un estilo de vida diferente o, como es el caso que nos ocupa, gente necesitada que encuentra en estas zonas su última oportunidad.

    Conscientes de la necesidad de regular estos asentamientos para no repetir errores del pasado en los que las iniciativas para atraer población al medio rural no funcionaron como debían, surgió en 2004 un proyecto denominado ‘Abraza la Tierra’ compuesto por 18 grupos de desarrollo local de cinco comunidades autónomas que diseñaron un modelo de actuación para facilitar la llegada y la integración de nuevos vecinos emprendedores en las zonas rurales.   


    A través de este proyecto se facilita la llegada de emprendedores al medio rural revitalizando el tejido social y empresarial de los pueblos ofreciéndoles asesoramiento sobre el conocimiento del territorio y de las características del mismo tanto demográficas como de servicios básicos existentes en ellas.

    Orientan sobre las oportunidades de negocio, asesoran en las iniciativas concretas que se quieren poner en marcha dando información de las ayudas y subvenciones disponibles para ellos.

Más de treinta llamadas al día
Unos servicios que son cada vez más demandados pues en la actualidad este proyecto recibe unas treinta llamadas al día de familias desesperadas que buscan una oportunidad de futuro en el medio rural o bien lo hacen a través de internet, ya que en cinco años han pedido ayuda en su página web 8.300 familias, la mayoría en los dos últimos años.

    El perfil de los que solicitan ayuda, explica la coordinadora del proyecto, Eva González, es el de parejas, con o sin hijos, entre los 30 y los 45 años, antiguos trabajadores de la construcción, hostelería o turismo en grandes ciudades.

    "Abraza la Tierra" nació para revitalizar pueblos y luchar contra la despoblación y se desarrolla en muchas comarcas agrarias.


Ojalá continúe este proceso y logremos el ansiado cambio de tendencia poblacional que consiga revitalizar Montefrío: que todos los afectados por la crisis en las ciudades sepan que, cuando se cierra una puerta, siempre se abre otra




Reportar al moderador   En línea

Para que triunfe el mal basta con que las personas buenas no hagan nada. Siembra paz, contagia esperanza, reparte amor, así sabrás, cómo ser feliz en esta vida.
Páginas: [1]   Ir Arriba
Imprimir
Vincular al calendario
Ir a: